BENEDICTO XVI RECIBE EN AUDIENCIA A PROMOTORES PEREGRINACIÓN TRADICIONAL A ROMA

Posted in Misa Tradicional en Sevilla with tags on 11/09/2014 by unavocesevilla
Benedicto XVISu Santidad Benedicto XVI recibió en audiencia, el pasado 01 de semptiembre, a los señores Cosimo Marti, cofundador y tesorero de la asociación Juventutem – que en el presente año celebra su X aniversario- y Giuseppe Capoccia, delegado general de la peregrinación «Populus Summorum Pontificum», a celebrar en Roma lo días 23 al 26 de octubre, cuyo acto principal será la Misa Pontifical según el rito romano tradicional, que se oficiará el sábado 25,por el cardenal Raymond Burke en la basílica de San Pedro (altar de la Cátedra).
Peregrinacion Summorum PontificumFotografía correspondiente a la Peregrinación del pasado año.

Programa completo de la peregrinación que se realizará del jueves 23 al domingo 26 de octubre, sin perjuicio de que todavía falta confirmar algunas informaciones.

> Jueves 23 de octubre, 19:45 horas: Recepción de los peregrinos y vísperas solemnes presididas por su Excelencia Mons. Guido Pozzo, secretario de la Comisión Ecclesia Dei, en la iglesia SantísimaTrinidad de los Peregrinos.

> Viernes 24 de octubre, 9 horas: Rosario por los niños por nacer en la basílica San Agustín. A continuación, visitas culturales y espirituales libres o grupales.

> Viernes 24 de octubre, 11 horas: Encuentro sacerdotal (para el clero)

> Viernes 24 de octubre, 15 horas: Vía Crucis en el Palatino

> Viernes 24 de octubre, 18:30 horas: Misa Pontifical en la Santísima Trinidad de los Peregrinos celebrada por el cardenal Pell, prefecto de la Secretaría de Economía de la Santa Sede, con motivo de los diez años de la federación Juventutem

> Sábado 25 de octubre, a partir de las 9:30 horas: Adoración Eucarística (iglesia por confirmar), seguida de la procesión hacia la Basílica de San Pedro

> Sábado 25 de octubre, a mediodía: Misa Pontifical celebrada por el cardenal Raymond Burke en la basílica de San Pedro (altar de la Cátedra)

> Domingo 26 de octubre, 8 horas: Salida en bus para Nursia.

> Domingo 26 de octubre, 11:30 horas: Misa solemne por la solemnidad de Cristo Rey, celebrada por el R.P. Folsom, O.S.B., prior de la abadía, en presencia del cardenal Brandmüller, quien pronunciará la homilía, y almuerzo con los monjes.

> Domingo 26 de octubre, 15 horas: Regreso a Roma (llegada prevista para las 17:30 horas)

SEVILLA: DOMINGO 07 SEPTIEMBRE REANUDACIÓN MISA TRADICIONAL

Posted in Asociación Una Voce Sevilla, Escuela de Cristo, Misa Tradicional en Sevilla on 04/09/2014 by unavocesevilla

ESCUDO UVS COLORLes recordamos que el próximo día 07 de septiembre, XIII Domingo después de Pentecostés, se reanudará, con su frecuencia habitual, la Santa Misa según el rito romano tradicional, a las 10:30 horas, en el Oratorio de la Escuela de Cristo, que por octavo año consecutivo se viene celebrando en nuestra ciudad cada Domingo y fiesta de precepto.

AGOSTO: MISA TRADICIONAL EN SEVILLA

Posted in Asociación Una Voce Sevilla, Escuela de Cristo, Misa Tradicional en Sevilla with tags on 29/07/2014 by unavocesevilla

ESCUDO UVS COLORLes recordamos que la única Misa según el Rito Romano tradicional a celebrar –D.m.- en Sevilla, en el Oratorio de la Escuela de Cristo, durante el mes de agosto será el:

  •  Viernes día 15, a las 10:30 horas, festividad de la Asunción de María Santísima y de la Virgen de los Reyes, y será oficiará por el Rvdo. P. don  Fernando Reyes Rico, cura párroco de Alcalá del Río (Sevilla).

La Misa tradicional en Sevilla se reanudará con su frecuencia habitual a partir del Domingo 07 de septiembre, XIII Domingo después de Pentecostés.

PREFECTO PARA EL CULTO DIVINO: EN DEFENSA DE LA MISA TRADICIONAL Y SUMMORUM PONTIFICUM

Posted in Asociación Una Voce Sevilla, Misa Tradicional en el mundo, Summorum Pontificum with tags on 17/07/2014 by unavocesevilla

Cardenal CañizaresDe gran trascendencia para la celebración de la Misa tradicional en el orbe católico y los fieles que la promueven podemos considerar lo escrito por Su Eminecia el Cardenal don Antonio Cañizarez, Prefecto de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, en el prólogo para el libro “Los principios de interpretación del motu proprio Summorum Pontificum“, tesis doctoral de fray Alberto Soria Jiménez, O.S.B., ahora publicado por Ediciones Cristiandad, y que pueden descargar pinchando aquí.

No obstante, a continuación transcribimos los principales párrafos del referido prólogo:

-“La concepción, claramente presente tanto en el motu proprio como en los documentos a él vinculados, de que la liturgia heredada constituye una riqueza a conservar, se comprende en el espíritu del movimiento litúrgico en la línea de Romano Guardini, al que Benedicto XVI tanto debía en surelación personal con la liturgia desde su juventud.”.

 

-“Es muy importante la demostración, presente en esta investigación, de que la actitud de Benedicto XVI no constituye tanto una novedad o cambio de rumbo de gobierno, cuanto una concreción de lo que ya Juan Pablo II había emprendido con iniciativas tales como la consulta a la comisión cardenalicia, el motu proprio Ecclesia Dei y la creación de la Pontificia Comisión del mismo nombre, la misa del cardenal Castrillón Hoyos en Santa María la Mayor en 2003 o las palabras del papa a la congregación del culto divino en ese mismo año.”.

 

-“La historia del proceso hace ver que, desde el inicio, el deseo de conservar la forma tradicional de la misa no era exclusivo de integristas, sino que gente del mundo de la cultura o escritores como Agatha Christie o Jorge Luis Borges firmaron una carta solicitando su preservación y S. Josemaría Escrivá hizo uso de un indulto personal otorgado espontáneamente por el mismo Mons. Bugnini. Se advierte también la preocupación de Benedicto XVI por poner de relieve que la Iglesia no desecha su pasado: al declarar que el misal de 1962 “no ha sido jamás jurídicamente abrogado”, ha puesto de manifiesto la coherencia que desea mantener la Iglesia. En efecto, ella no puede permitirse prescindir, olvidar ni renunciar a los tesoros y a la rica herencia de la tradición del rito romano, pues sería una traición y una negación de sí misma, porque no se puede abandonar la herencia histórica de la liturgia de la Iglesia, ni querer establecer todo ex novo sin amputar partes fundamentales de la misma Iglesia.”.

 

-“En efecto, la legislación en un principio fue muy limitada, tenía solo en cuenta al mundo clerical y prácticamente ignoraba a los laicos, dado que la principal preocupación era disciplinar: controlar la potencial desobediencia a la legislación que se acababa de promulgar. Con el tiempo, la situación ha ido tomando un mayor perfil pastoral, para ir al encuentro de las necesidades de estos fieles, lo que se termina reflejando en un fuerte cambio de tono en la terminología usada: es así que ya no se habla más del “problema” de los sacerdotes y fieles que seguían vinculados al llamado rito tridentino, sino de la “riqueza” que su conservación representa.

Se ha creado de este modo una situación análoga a la que había sido normal por tantos siglos, porque debemos recordar que san Pío V no impidió el uso de las tradiciones litúrgicas que tuvieran al menos doscientos años de antigüedad. Muchas órdenes religiosas y diócesis conservaron así su rito propio; como arzobispo de Toledo, he podido vivir esta realidad con el rito mozárabe. El motu proprio ha modificado la situación reciente, haciendo comprender que la celebración de la forma extraordinaria debería ser normal, eliminando todo condicionamiento por razón del número de fieles interesados y no poniendo otras condiciones, para participar en dicha celebración, que las normalmente requeridas para cualquier celebración pública de la misa, lo que ha permitido un amplio acceso a esta herencia que, si bien de derecho era un patrimonio espiritual de todos los fieles, es, de hecho, ignorada por una gran parte. En efecto, las restricciones actuales a la celebración en la forma extraordinaria no son distintas que las que hay para cualquier otra celebración, en el rito que sea.”.

 

- “[…]el verdadero espíritu del documento conciliar Sacrosanctum Concilium- no es el de encarar la reforma como una ruptura con la tradición sino, por el contrario, como una confirmación de la Tradición en su sentido profundo.”.

 

- “Una cierta crisis, que ha podido afectar de manera importante a la liturgia y a la misma Iglesia desde los años posteriores al concilio hasta hoy, se debe al hecho de que frecuentemente en el centro no está Dios y la adoración de Él, sino los hombres y su capacidad «hacedora». En la historia del posconcilio ciertamente la constitución sobre la liturgia no fue entendida a partir de esteprimado fundamental de Dios y de la adoración, sino como un

libro de recetas sobre lo que podemos hacer con la liturgia. Sin embargo, cuanto más la hacemos nosotros y para nosotros mismos, tanto menos atrayente es, ya que todos advierten claramente que lo esencial se ha perdido”. Cuando sucede lo que el cardenal Ratzinger describía, es decir, cuando se pretende que la liturgia la hagamos nosotros y esto se impone, entonces, los fieles y las comunidades se secan, se debilitan y languidecen.

Por eso es absolutamente infundado decir que las prescripciones de Summorum Pontificum serían un “atentado” contra el concilio; una afirmación tal manifiesta un gran desconocimiento del concilio mismo, pues el hecho de brindar a todos los fieles la ocasión de conocer y apreciar los múltiples tesoros de la liturgia de la Iglesia es precisamente lo que deseó ardientemente esta magna asamblea al decir: “El sacrosanto concilio, ateniéndose fielmente a la Tradición, declara que la Santa Madre Iglesia atribuye igual derecho y honor a todos los ritos legítimamente reconocidos y quiere que en el futuro se conserven y fomenten por todos los medios”(Sacrosanctum Concilium 4).”.

 

- “[…] el entonces cardenal Ratzinger ha llegado a decir, hablando de la liberalización de la celebración de la antigua liturgia, que “no se trata de un ataque contra el concilio, sino de una realización de este (me atrevería a decir) incluso más fiel que lo que actualmente se presenta como realización del concilio”.”.

 

- “Con frecuencia, en medio de la polémica, no se advierte que las críticas al rito recibido de la tradición romana alcanzan también a las demás tradiciones, en primer lugar a la ortodoxa: ¡casi todos aquellos aspectos litúrgicos que fuertemente atacan quienes se han opuesto a la conservación del misal antiguo son precisamente aspectos que teníamos en común con la tradición oriental! Un signo que confirma esto, por contraste, son las expresiones entusiastamente positivas que han llegado del mundo ortodoxo al publicarse el motu proprio.”.

 

-“Benedicto XVI manifestó con su legislación su amor paterno y comprensión hacia aquellos que están especialmente vinculados con la tradición litúrgica romana y que corrían el peligro de convertirse, de modo permanente, en marginados eclesiales; es así como, hablando de esto, recordó con claridad que “nadie está de más en la Iglesia”, dando muestras de una sensibilidad que anticipaba la preocupación del actual papa Francisco por las “periferias existenciales”.”.

 

-“Pero el motu proprio ha producido además un fenómeno que es para muchos sorprendente y que constituye un verdadero “signo de los tiempos”: el interés que la forma extraordinaria del rito romano suscita, especialmente entre jóvenes que nunca la vivieron como forma ordinaria y que manifiesta una sed de “lenguajes”, que no son ya los de “más de lo mismo” y que nos llaman desde fronteras nuevas y, para muchos pastores, imprevistas. El abrir la riqueza litúrgica de la Iglesia a todos los fieles ha hecho posible el descubrimiento de los tesoros de este patrimonio a quienes aún los ignoraban, con lo que esta forma litúrgica está suscitando más que nunca numerosas vocaciones sacerdotales y religiosas a lo largo del mundo, dispuestas a entregar sus vidas al servicio de la evangelización.”.

 

Antonio Cañizares Llovera

Cardenal Prefecto de la Congregación para el

Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos

Roma, 25 de julio de 2013

Santiago Apóstol, patrono de España

TOLEDO: PRIMERA MISA TRADICIONAL RVDO. P. D. JUAN FRANCISCO GUTIÉRREZ

Posted in Asociación Una Voce Sevilla, Misa Tradicional en España, Summorum Pontificum with tags , , on 07/07/2014 by unavocesevilla

PRIMERA MISA P. JUAN FRANCISCO ORTIZ-1-En el día de hoy, 07 de julio de 2014, coincidiendo con la celebración del 7º Aniversario de la publicación del Motu Proprio Summorum Pontificum de S.S. Benedicto XVI, y como muestra de uno de los numerosos frutos que el documento papal éstá produciendo, nos congratula informarles que el pasado lunes 30 de junio a las 9 de la mañana, el Rvdo. P. D. Juan Francisco Gutiérrez, ordenado sacerdote el día anterior en la Santa Iglesia Catedral Primada por el Sr. Arzobispo Primado, D. Braulio Rodríguez Plaza, celebró su primera misa rezada según la forma extraordinaria del Rito Romano en la Iglesia del Salvador de Toledo, en la que habitualmente ofician Misa tradicional los Hermanos de la Fraternidad de Cristo Sacerdote y Santa María Reina. Don Juan Francisco es natural de Sevilla, miembro de la Asociación Una Voce Sevilla e hijo de D. Juan Gutiérrez, vocal de Liturgia de ésta Asociación. Como sacerdote asistente actuó el P. Angel Alfaro Rivero, de la Fraternidad Sacerdotal San Pedro.

Nuestra más sincera felicitación al P. Juan Francisco, la cual hacemos también extensible a su familia.

RECEMOS POR ÉL Y SUS COMPAÑEROS RECIÉN ORDENADOS
Fuente: Blog Santa María Reina
A  continuación publicamos varias fotografías de la celebración, y si desea ver un video de la Misa pinche aquí

 

 

 

 

 

 

 

 

AVISO: HORARIO VERANO MISA TRADICIONAL EN SEVILLA

Posted in Asociación Una Voce Sevilla, Escuela de Cristo, Misa Tradicional en Sevilla on 03/07/2014 by unavocesevilla

Escudo bordado UVSNos complace informarles que las Misas según el Rito Romano tradicional a celebrar –D.m.- en Sevilla durante los meses de Julio y Agosto serán:

  • JULIO: Todos los Domingos del mes.
  • AGOSTO:  Viernes día 15, festividad de la Asunción y de la Virgen de los Reyes.

Todas las Misas se oficiarán a las 10:30 horas en el Oratorio de la Escuela de Cristo, sito en el sevillano barrio de Santa Cruz, callejón de Carlos Alonso Chaparro (a la altura del nº 20 de la c/Ximénez de Enciso).

La Misa tradicional en Sevilla se reanudará con su frecuencia habitual a partir del Domingo 07 de septiembre, XIII Domingo después de Pentecostés.

Sin más por el momento, le deseamos un feliz verano en compañía de sus familiares y amigos.

SEVILLA: NOMBRADO SACERDOTE SUSTITUTO PARA LA MISA TRADICIONAL

Posted in Asociación Una Voce Sevilla, Escuela de Cristo, Misa Tradicional en España, Misa Tradicional en Sevilla with tags on 26/06/2014 by unavocesevilla

P. Jose Antonio ParrillaEstimados lectores, nos alegra comunicarles que S.E.R. Monseñor Juan José Asenjo Pelegrina, Arzobispo de Sevilla, ha nombrado en fecha reciente como sacerdote sustituto para oficiar la Misa según el Rito Romano tradicional en Sevilla, en las ausencias de nuestro Capellán, al Rvdo. P. don José Antonio Parrilla Sarmiento, Cura párroco de San Francisco Javier de nuestra Ciudad y Capellán de la Primitiva Hermandad de los Nazarenos de Sevilla (El Silencio).

La Asociación Una Voce Sevilla agradece al Sr. Arzobispo de Sevilla que haya atendido, de manera fraterna, esta necesidad pastoral que tenían los fieles de la Misa Gregoriana en Sevilla desde hace años, garantizando con ello aún más su celebración en la Archidiócesis Hispalense.

Agradecer también a don José Antonio Parrilla Sarmiento la disponibilidad mostrada hacia nuestra Asociación y el esfuerzo realizado para poder atender esta tarea encomendada por nuestro Pastor sin detrimento de su Parroquia.

A continuación les ofrecemos una fotografía de la Misa tradicional oficiada por el referido sacerdote el pasado Domingo de Pentecostés en el Oratorio de la Escuela de Cristo de Sevilla.

WP_20140608_001

AVISO: JUEVES 19 JUNIO MISA CORPUS CHRISTI

Posted in Asociación Una Voce Sevilla, Escuela de Cristo, Misa Tradicional en Sevilla with tags on 17/06/2014 by unavocesevilla

Santisimo SacramentoLe informamos que, el próximo JUEVES 19 DE JUNIO, Festividad del CORPUS CHRISTI, –D.m.- a las 6 DE LA TARDE, en el ORATORIO DE LA ESCUELA DE CRISTO DE SEVILLA, y en honor, gloria y adoración del Santísimo Sacramento del Altar, se oficiará Santa Misa según el Rito Romano tradicional.

“Tres jueves en el año relucen más que el sol, Jueves Santo, Corpus Christi y el día de la Ascensión”.

Con el ruego de su asistencia y que difunda esta celebración entre sus familiares y amigos, reciba un cordial saludo en Cristo y María.

AVISO: MISA TRADICIONAL CANTADA DOMINGO 15 JUNIO

Posted in Asociación Una Voce Sevilla, Escuela de Cristo, Misa Tradicional en Sevilla, Schola Iubilate Deo with tags on 12/06/2014 by unavocesevilla

ESCUDO UVS COLORLe informamos que, el próximo DOMINGO 15 DE JUNIO –D.m.-, Festividad de la Santísima Trinidad, a las 10:30 HORAS, en el ORATORIO DE LA ESCUELA DE CRISTO DE SEVILLA, la Santa Misa según el Rito Romano tradicional que se celebra todos los Domingos y preceptos no laborables, será oficiada de forma cantada. De este modo, y a cargo de la Schola Cantorum Iubilate Deo, de nuestra Asociación, serán interpretadas todas las partes del ordinario (Misa de Ángelis) y del propio de la Misa de dicha festividad en sus melodías gregorianas. El órgano estará a cargo de don Jesús Sampedro.

El sacerdote oficiante será nuestro Capellán, el Rvdo. P. don Pablo Díez Herrera, y la Misa será servida por miembros de nuestra Escuela de Acólitos, Servite Domine.

Con el ruego de que difunda esta celebración entre sus familiares y amigos, reciba un cordial saludo en Cristo y María.

UNA VOCE SEVILLA

JUAN XXIII: UN NUEVO SANTO PATRONO PARA EL MISAL TRADICIONAL

Posted in Liturgia, Misa Tradicional en el mundo, Paix Liturgique, Summorum Pontificum with tags on 09/06/2014 by unavocesevilla

San Juan XXIIIA continuación transcribimos y recomendamos la lectura de un interesante artículo publicado por el blog PAIX LITURGIQUE tras la reciente proclamación, por S.S. Francisco, de Juan XXIII como santo:

El papa Francisco acaba de canonizar, el pasado 27 de abril de 2014, al papa Juan Pablo II y también a Juan XXIII. Bien conocidos son los debates que suscitó la canonización de este último, dado que Juan XXIII fue el papa que convocó un concilio cuyos frutos, cincuenta años después, son muy diferentes de lo anunciado en su momento. Como la vocación de Paix Liturgique es, tal como indica su nombre, esencialmente litúrgica –y no de manera irenista, ya que actúa a favor de la misa tradicional y de su mayor difusión, como columna vertebral de la renovación de la Iglesia y de su extensión misionera– no entraremos en el debate teológico, y sólo nos limitaremos a manifestar nuestra alegría por la canonización del papa a quien debemos la última edición del misal que nos acompaña a lo largo del año litúrgico.”.

 

I –  JUAN XXIII, HEREDERO DE UNA VISIÓN HIPERTRADICIONAL DE LA FE

«La memoria de Juan XXIII es un verdadero desafío», constataba el periodista francés Jean Mercier en La Vie, el 22 de abril de 2014. Y prosigue: «Calificar a Juan XXIII como papa “progresista” es una simplificación a ultranza. Nacido en 1881 en una familia pobre de la región de Bérgamo, en el norte de Italia, Angelo Roncalli es heredero de una visión hipertradicional de la fe, que conservará hasta el fin de su vida. Su modelo, incluso, era Pío X, conocido por su virulencia antimodernista. Cuando se explaya en su diario íntimo, Roncalli se remite a los valores del concilio de Trento, exaltando las mortificaciones y los sacrificios. En la víspera de su muerte, se ofrece a Dios según una concepción expiatoria muy común en la época. “El altar quiere una víctima, heme aquí dispuesto”. Resulta fácil imaginar sus reacciones si hubiera conocido los cuestionamientos a la autoridad en el seno de la Iglesia después de 1968, o ciertas experimentaciones litúrgicas de vanguardia de los años 1970 en materia de catequesis o de liturgia…».

 

En el diario italiano Libero, Andrea Morigi insiste aún con mayor énfasis que Jean Mercier y consagra un artículo a «ese Juan XXIII que agrada a los tradicionalistas». Allí narra un episodio de la vida de Juan XXIII, extraído de su diario cuando era nuncio en París: «Asistí a misa en Saint-Séverin. Me enfrié. La música ha mejorado mucho pero la misa cara al pueblo es una grave falta de respeto de las leyes litúrgicas. Leen el Canon en voz alta y no en secreto, como lo prescribe el misal. […] Advertí al párroco sobre la gravedad de este abuso y creo que cesará de hacerlo. ¡Oh, cuántas dificultades tengo con estas cabezas calientes y un poco estrafalarias!». Si tenemos en cuenta que esta anécdota data de 1951, encontramos aquí materia para reflexionar sobre la calidad de la formación litúrgica antes del concilio y sobre el estado de espíritu del futuro papa en cuanto a un eventual aggionamento litúrgico.

 

A semejanza del papa Francisco, desde su elección, el papa Juan XXIII gozó en los medios de comunicación de una imagen de papa «bueno», dispuesto a hacer entrar en la Iglesia el viento fresco de la modernidad, cuando en realidad, el papa Roncalli era un hombre «muy conservador en el alma», según las palabras del cardenal Silvio Oddi, su colaborador en la nunciatura de París. En su artículo, Andrea Morigi recuerda que en 1959, Juan XXIII quiso celebrar la Semana Santa según los libros litúrgicos anteriores a la reforma permitida por su predecesor, Pío XII. Sabiendo que esa reforma llevaba la marca del futuro autor de la reforma de Pablo VI, Annibale Bugnini, nos podemos preguntar, como hace Jean Mercier, qué habría pensado Juan XXIII de la liturgia de los años 70…

 

En otro registro, Juan XXIII no comprendía la pérdida de identidad del sacerdocio que implicaba la experiencia de los sacerdotes-obreros: fue él, y no Pío XII, quien decidió poner fin a esta experiencia, en julio de 1959. Del mismo modo, fue él, y no Pío XII, quien condenó las confusas ensoñaciones del Padre Teilhard de Chardin por medio del Monitum del 30 de junio de 1962. También fue él quien aprovechó los 70 años de Rerum Novarum para recordar los fundamentos de la doctrina social de la Iglesia en la encíclica Mater et Magistra.

 

Con los excelentes latinistas que conformaban su entorno, como Mons. Felici o su amigo el cardenal Antonio Bacci, se consagró a la restauración del latín propio de la Iglesia, en especial ese magnífico latín –distinto del latín ciceroniano– forjado en la Antigüedad tardía, que se convirtió en la lengua litúrgica de la Iglesia de Roma. Así, con gran solemnidad firmó la constitución Veterum sapientia el 22 de febrero de 1962, día de la cátedra de San Pedro. No lo hizo en el despacho del papa, como es costumbre, sino sobre la tumba de San Pedro, en presencia de todos los cardenales, arzobispos y obispos presentes en Roma, con todo el ceremonial que corresponde normalmente a la promulgación de un dogma. Esta constitución recordaba el lugar del latín, su dignidad, su carácter sagrado en el uso de la Iglesia de Roma. Juan XXIII llegaba al punto de disponer que se debía utilizar nuevamente el latín como lengua de enseñanza eclesiástica, no sólo en las universidades romanas, sino en los cursos dados en los seminarios del mundo entero. Una medida destinada, desafortunadamente, a naufragar en la tempestad conciliar y cuya falta de aplicación se hace sentir de modo dramático en nuestros días.

 

II – EL PAPA DEL MISAL SUMMORUM PONTIFICUM Y sobre todo, Juan XXIII publicó una nueva «edición típica» (normativa) del misal tridentino de San Pío V (1570), y del breviario tridentino del mismo San Pío V (1569). El motu proprio «Rubricarum instructum», del 25 de julio de 1960, aprobó un nuevo cuerpo de rúbricas del breviario y del misal romanos. Las mínimas simplificaciones del misal se refieren a las reglas sobre las colectas y las oraciones, así como a la clasificación de las fiestas. En lo que al rito propiamente dicho se refiere, las simplificaciones más visibles son la supresión del Confiteor antes de la comunión y la unificación del missus (despedida): prácticamente siempre: «Ite Missa est». Se ve, pues, el carácter más que moderado, ínfimo incluso, de las modificaciones introducidas en el misal por Juan XXIII, quien, por otro lado, introdujo, piadosamente, la mención de San José en el canon. Es cierto que el pontificado del papa Roncalli no se reduce a estas disposiciones. Otras tienen una orientación diferente. Sin embargo, estas disposiciones «conservadoras», en el mejor sentido del término, no deben ser olvidadas. Y no debemos olvidarlas, puesto que las ediciones del breviario y del misal romano que promulgó constituyen la referencia oficial de la liturgia que el motu proprio de Benedicto XVI del 7 de julio de 2007, declaró que nunca había sido abolida. En los hechos, el papa Roncallli permitió que se conservara para el futuro una edición del misal prácticamente idéntica, hasta en los detalles, al misal del siglo XVI, misal cuya estructura y fórmulas estaban fijadas ya desde al menos el siglo VI y cuyo canon está «documentado» desde fines del siglo IV. Esta reforma resueltamente conservadora del papa Roncalli, muestra con claridad que la Iglesia de Roma consideraba como intangible esta Santa Misa, que era para ella como un Credo litúrgico. Nos parece justo y necesario darle gracias y pedir al nuevo santo que interceda, junto al Divino Maestro, para que conceda durablemente la paz litúrgica a su Iglesia.